años

Bioquímica, conciencia y tecnología

Noticias para Profesionales

La transmisión del virus del Ébola mediante la tos es posible, pero no probable

La tos de los pacientes muy enfermos por el virus del Ébola podría ser tan peligrosa como su vómito o su diarrea para los que los rodean, sugiere un informe reciente.

 tos ebola

Pero los mismos expertos también advirtieron que eso no significa que el letal virus se pueda propagar por el aire con rapidez, como enfermedades como el sarampión o la influenza.

“Este informe no debe ser algo que alarme al público ni lo haga creer que la enfermedad por el virus del Ébola (EVE) podría convertirse en una enfermedad de transmisión aérea como el sarampión. Esto no es lo que este trabajo plantea”, aseguró el Dr. Amesh Adalja, miembro asociado del Centro de Seguridad de la Salud del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Según los autores del estudio, la saliva de un paciente de EVE sí contiene vestigios del virus. Además, la cantidad de virus en los fluidos corporales como la sangre, la saliva, el vómito y la diarrea aumenta a medida que se enferman más, según el informe del Centro de Investigaciones y Políticas sobre las Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

La EVE ataca a casi todos los órganos del cuerpo, incluyendo a los pulmones. Entonces, si un cuidador respira gotitas tosidas por un paciente, “es posible que pudiera ocurrir una infección pulmonar primaria”, escribió el equipo de Minnesota.

Según evidencias anteriores, los trabajadores sanitarios que se enfrentan a la EVE se han preocupado sobre todo sobre la transmisión de la enfermedad a partir de la sangre, el vómito y las heces del paciente, todos los cuales contienen niveles altos del virus a medida que los síntomas avanzan, anotaron los autores del estudio. Pero especulan que quizá los trabajadores sanitarios también deban preocuparse sobre la tos de un paciente.

“La epidemia de EVE de África Occidental sorprendió incluso a los expertos en enfermedades infecciosas más astutos en la comunidad de salud pública global. No debemos suponer que los virus del Ébola no son capaces de sorprendernos de nuevo en algún momento del futuro”, concluye el informe.

Pero enfatizaron que la transmisión aérea de la EVE (similar a lo que ocurre con la influenza o el sarampión) sigue siendo poco probable en el futuro, dado que el virus tendría que pasar por una mutación sustancial.

Estados Unidos ha tenido dos casos importados de EVE, cuando personas infectadas entraron al país del extranjero y luego se enfermaron. Mientras trataban a uno de esos pacientes, dos enfermeras de Dallas también se infectaron. Los expertos no han podido determinar la forma en que las enfermeras se infectaron. Una fuente potencial eran los fluidos corporales de los pacientes.

“El nuevo informe plantea algunos puntos buenos sobre la EVE y lo que sabemos. Alrededor de un tercio de los pacientes de EVE tosen”, comentó Adalja, que también es vocero de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas.
Los autores del trabajo “plantean la pregunta de si la EVE podría transmitirse mediante la tos”, pero afirman que las probabilidades de que la transmisión aérea sea un evento común siguen siendo muy bajas.

Los autores del informe citaron un estudio con animales muy conocido en que dos monos enjaulados en la misma habitación con tres monos enfermos de EVE se enfermaron, aunque no tuvieron contacto físico. La transmisión por gotitas podría explicar la propagación, anotaron los investigadores.

Los monos tienden a escupirse y a arrojarse heces entre sí, y esa actividad podría haber creado gotitas de aerosol llenas del virus del Ébola que infectaron a los monos sanos a través de sus tractos respiratorios o sus membranas mucosas, plantearon los autores.
“Cuando un paciente está gravemente enfermo, tienen unos niveles altos del virus en todas las secreciones corporales”, señaló la Dra. Ambreen Khalil, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de Staten Island en Staten Island, New York.

“Tienden a vomitar. Tienden a toser sangre. Cuando se está en una proximidad cercana con un paciente tan enfermo de EVE, la transmisión mediante aerosol es concebible”.

“El nuevo informe reafirma la necesidad de que los trabajadores sanitarios se protejan al tratar a los pacientes de EVE. Las personas que cuidan a pacientes muy enfermos se deben proteger con trajes a prueba de materiales peligrosos”, enfatizó Khalil.

Puede consultar el artículo completo, en inglés, haciendo clic aquí.

Fuente: Reporte Epidemiológico de Córdoba

volver

Listado de Obras Sociales Vigentes