años

Bioquímica, conciencia y tecnología

Noticias para Profesionales

Prevalencia de síndrome metabólico en trabajadores de Argentina

Dr. Raúl Ignacio Coniglio
Director del Estudio IFRALAC 0001
Junio de 2008

Investigación realizada por miembros de la Red ALAC (Asociación de Laboratorios de Alta Complejidad).
Prevalencia de síndrome metabólico en trabajadores de Argentina. Relación con el nivel educacional.
ESTUDIO IFRALAC 0001

Breve resumen
El síndrome metabólico (SM) está asociado con un riesgo incrementado para la diabetes mellitus tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. Estudios prospectivos han mostrado que el SM confiere un incremento de 2 veces el riesgo relativo para eventos cardiovasculares e incrementa 5 veces el riesgo para diabetes respecto de sujetos sin SM. Por otra parte, se ha reportado que existe una epidemia global de obesidad y diabetes y es necesario establecer estrategias para su prevención, por lo que la detección y tratamiento de SM se hace necesaria.
SM incluye un conjunto de anormalidades metabólicas que pueden no estar simultáneamente presentes: obesidad central, insulino-resistencia, intolerancia a la glucosa (diabetes mellitus tipo 2, tolerancia alterada a la glucosa o glucosa alterada en ayunas), dislipemia aterogénica, hipertensión arterial, inflamación vascular y un estado protrombótico.
Existen evidencias que las personas con baja posición socioeconómica presentan tasas de mortalidad y morbilidad más altas cuando se comparan con sectores socioeconómicos más altos. Asimismo es conocido que la enfermedad cardiovascular y la diabetes son más frecuentes en los grupos de nivel socioeconómico más bajo.
Para la evaluación del nivel socioeconómico y cultural se ha utilizado la ocupación, el nivel de ingreso y el nivel de educación formal pero el nivel de educación formal es una variable fácil de determinar y el sujeto generalmente responde con sinceridad durante la encuesta. Ha sido reportado que el bajo nivel socioeconómico está asociado con SM y afecta más a mujeres que a varones. Nos interesó analizar esta asociación en un grupo poblacional económicamente activo y con empleo estable obtenido de diferentes regiones del país pues este aspecto ha sido poco explorado.

Objetivos del estudio:
a) describir la prevalencia del síndrome metabólico en un grupo poblacional de nuestro país.
b) analizar la relación entre el síndrome metabólico y sus componentes con el nivel de educación formal teniendo en cuenta el sexo.

Población y métodos
Muestra poblacional de 2806 sujetos (1603 varones y 1203 mujeres) obtenida entre abril de 2004 y diciembre de 2005. Fue un estudio observacional, transversal y multicéntrico. La distribución poblacional por región fue: Centro N= 1726, Noroeste (NOA) N=318, Nordeste (NEA) N=223, Cuyo N=180, Patagonia N=359. Los sujetos eran trabajadores o empleados de organizaciones privadas, comercios o empresas, quienes se realizaban controles periódicos de salud o fueron invitados y aceptaron realizarse este estudio.
El estudio fue aprobado por la Fundación ALAC. Todos los sujetos firmaron el consentimiento informado de acuerdo con la Declaración de Helsinki. Se mantuvo la confidencialidad de los datos. Los laboratorios participantes fueron controlados a través del programa de control de calidad externa del CEMIC (Programa Buenos Aires).
Definición de síndrome metabólico según IDF, para población europea: Presencia de obesidad central (definida como la circunferencia de la cintura en varones >= 94 cm o mujeres >= 80 cm) más dos de los siguientes componentes: Triglicéridos >= 150 mg/dl o en tratamiento, Colesterol HDL < 40 en varones o < 50 en mujeres o en tratamiento, presión arterial sistólica >= 130 mmHg o diastólica >= 85 mmHg o tratados; glucosa en ayunas >= 100 mg/dl o en tratamiento.

Resultados
La prevalencia de SM fue 30.9 % para la población total, más frecuente en varones, 34.1 %, que mujeres, 26.6 % (P<0.001) (Figura 1).

 

 Cuando se tuvo en cuenta la edad, Figura 2, en varones no se observaron cambios significativos pero en mujeres aumentó progresivamente y mientras en el tramo 40-49 años la prevalencia fue 22.6 %, en 60-65 años fue 34.1 % (P<0.05). No se observaron diferencias significativas en la prevalencia de SM entre varones y mujeres en el tramo 60-65 años.

 

La edad, sexo, actividad física, historia familiar de diabetes, menopausia y nivel educacional estaban asociados con SM y fueron incluidos en un análisis de regresión logística múltiple utilizando SM como variable dependiente. Todas las variables consideradas fueron predictoras de SM en el análisis multivariable, sin embargo, la edad fue un débil predictor luego del ajuste realizado para el tramo de edades de estos sujetos. En la figura 3 se observa que los varones tenían aproximadamente el doble de riesgo para SM que las mujeres (P<0.001), los sujetos con un nivel educacional menor que la secundaria (bajo nivel) tenían 56 % más riesgo de tener SM respecto de los aquellos con educación secundaria o mayor, los sujetos sedentarios tenían 29 % más de riesgo de SM que los físicamente activos, las personas con historia familiar de diabetes tenían un riesgo de SM 67 % mayor que aquellas sin historia familiar presente, la menopausia también afectó desfavorablemente a las mujeres aumentando en 41 % el riesgo para SM. Estos resultados sugieren que es necesario mejorar el nivel de educación de la población para contribuir a generar cambios favorables en el estilo de vida en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus tipo 2.

 

 Fue de interés determinar si el bajo nivel de educación, como predictor de SM, se asociaba en forma diferente en varones y mujeres luego de ajustar para la edad, actividad física, menopausia y historia familiar de diabetes. En la Figura 4 se muestra que SM estaba presente en 35.8 % de mujeres con educación menor que la secundaria versus 20.9 % con nivel de educación secundario o mayor hallándose un 95 % más de riesgo de tenerlo en las mujeres bajo nivel de educación respecto de aquellas con secundaria o mayor luego de ajustar para las variables mencionadas. En cambio en los varones, SM estaba presente en 38.5 % con educación menor que la secundaria versus 30.9 % con alto nivel secundario o mayor. En los varones con bajo nivel de educación el riesgo fue 36 % respecto de aquellos con educación secundaria o mayor. No se observó diferencia estadística en la frecuencia de SM entre varones y mujeres con nivel de educación menor que secundaria en esta muestra poblacional. Es decir, el bajo nivel educacional afectó más a las mujeres que a los varones respecto del riesgo para SM cuando se comparó con sujetos con educación secundaria o mayor.

 

volver

Listado de Obras Sociales Vigentes