años

Bioquímica, conciencia y tecnología

Noticias para Profesionales

25 de Abril - Día Mundial del Paludismo

Por la Dra. Lorena Keller jefa del área Bacteriología del Instituto de Análisis Fares Taie

 

El paludismo (también conocido como malaria), es causado por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles, que pican sobre todo entre el anochecer y el amanecer. En el organismo humano, los parásitos se multiplican en el hígado y después infectan los glóbulos rojos.  

 

Anopheles

 

Entre los síntomas del paludismo destacan la fiebre, las cefaleas y los vómitos, que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Si no se trata, el paludismo puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales. En muchas zonas del mundo los parásitos se han vuelto resistentes a varios antipalúdicos.

En nuestro país se considera una enfermedad de interés nacional y de denuncia obligatoria (ley 22.585, decreto 3550/40).

 

Datos y cifras

Según datos de la OMS, en 2010, el paludismo causó cerca de 660.000 muertes, sobre todo en niños africanos.

Gracias al aumento de las medidas de prevención y control, la carga de la enfermedad se está reduciendo notablemente en muchos lugares.

Los viajeros no inmunes procedentes de zonas sin paludismo que contraen la infección son muy vulnerables a la enfermedad. 

Hay cuatro especies que producen paludismo humano: Plasmodium falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae y Plasmodium ovale.

Los más frecuentes son el paludismo por P. falciparum y por P. vivax, siendo el primero el de mayor mortalidad y el segundo el que predomina en nuestro país.

 

Transmisión

El paludismo se transmite exclusivamente por la picadura de mosquitos del género Anopheles, del cual existen en el mundo unas 20 especies diferentes. Todas las especies importantes como vector pican por la noche. Estos mosquitos se crían en agua dulce de poca profundidad (charcos, campos de arroz o huellas de animales).

 

Síntomas

El paludismo es una enfermedad febril aguda. Los síntomas aparecen a los 7 días o más (generalmente entre los 10 y los 15 días) de la picadura del mosquito infectivo. Puede resultar difícil reconocer el origen palúdico de los primeros síntomas (fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y vómitos). Dependiendo de la especie de Plasmodium, se observan diferentes intensidades y patrones ondulantes de temperatura.

 

¿Quién está en riesgo?

Aproximadamente la mitad de la población mundial corre el riesgo de padecer el paludismo. La mayoría de los casos y de las muertes se registran en el África subsahariana. No obstante, también se ven afectadas Asia, Latinoamérica y, en menor medida, Oriente Medio y algunas zonas de Europa. Según la OMS, en 2011 el paludismo estaba presente en 99 países.

En Argentina, la principal zona de riesgo es el norte de la provincia de Salta,  en especial el área rural de los departamentos de San Martín y Orán.

 

Entre los grupos de población que corren un riesgo especial se encuentran los niños pequeños de zonas con transmisión estable, las embarazadas, los pacientes con VIH/sida y los viajeros internacionales procedentes de zonas no endémicas.

 

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico y el tratamiento temprano del paludismo atenúan la enfermedad, evitan la muerte y contribuyen a reducir la transmisión.

El diagnóstico se realiza por observación microscópica de la sangre del paciente, cuyos resultados pueden obtenerse en escasos minutos si el examen es realizado por un observador experimentado.

 

 Malaria Malaria


¿Cómo puede prevenirse?

 

  • Usar repelente de insectos en cantidad
  • Si se está al aire libre usar pantalones largos y remeras de mangas largas
  • Usar mosquiteros impregnados en insecticidas de acción prolongada
  • Fumigar los espacios cerrados con insecticidas de acción residual
  • Los viajeros a zonas endémicas pueden prevenir la enfermedad mediante quimioprofilaxis con medicamentos. Es recomendable consultar con algún servicio hospitalario de Medicina del viajero si se está por viajar a una zona de alta transmisión.
  • Actualmente no hay ninguna vacuna autorizada contra el paludismo u otro parásito humano alguno. Existen investigaciones avanzadas, en fase clínica, sobre una vacuna contra el paludismo por P. falciparum.

 

 

Bibliografía

- Organización Mundial de la Salud, Temas de Salud, 2013

Boletín sobre Paludismo del Ministerio de Salud de la Nación

 

volver

Listado de Obras Sociales Vigentes