ISO 9001 “Gestión de la Calidad” - ISO 14001:2005 “Gestión Ambiental” - Integramos la Red Nacional de Laboratorios de SENASA con habilitación N° L 0035 - Integramos la red Provincial de laboratorios de Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible OPDS con habilitación N° 007 - Acreditación de ensayos en el área de Alimentos y Medio Ambiente por el OAA Organismo Argentino de Acreditación bajo Normas ISO 17025. - E.N.R.E. - Ente Regulador de Electricidad

Noticias para Pacientes

El ABC de las alergias

El término alergia define un tipo especial de respuesta inmunológica o defensiva frente a sustancias que normalmente no inducen reacciones en la mayoría de las personas.

alergia

El origen de una reacción alérgica no está por tanto en el agente que la produce, sino en el propio individuo, es decir, depende de una predisposición individual que frecuentemente es hereditaria y se llama atopia la cual se define como un estado de hipersensibilidad en personas con enfermedades tales como asma, rinitis, conjuntivitis y algunas dermatitis.

En todos los casos debemos saber que cualquier respuesta alérgica implica un proceso inflamatorio en el que participan distintos tipos de células y una enorme diversidad de sustancias producidas por estas células.

La inmunoglobulina E (IgE) es un tipo de anticuerpo presente en todas las personas. Al igual que otras inmunoglobulinas, interviene en la respuesta inmune específica al reconocer un agente extraño potencialmente peligroso (como los parásitos) sobre el que actúan nuestras defensas. En las personas atópicas, la IgE reacciona contra un agente generalmente inofensivo que al unirse a la IgE induce una serie de mecanismos que desencadenan la liberación de mediadores inflamatorios (histamina entre otras) que producen la reacción alérgica.

Los agentes que producen enfermedades alérgicas se denominan alérgenos. Pero esta reacción no sucede repentinamente sin una fase previa denominada sensibilización. La piel y las vías respiratorias, al ser la primera zona de contacto con los alérgenos, son los dos órganos que con mayor frecuencia sufren reacciones alérgicas.

Se habla de dermatitis cuando la inflamación afecta a la piel, conjuntivitis si ocurre en la conjuntiva ocular, rinitis cuando se afecta la mucosa nasal, o asma si la inflamación afecta a los bronquios, entre otros procesos.

En el caso de las reacciones a alimentos, medicamentos o picaduras de insectos, las manifestaciones pueden aparecer simultáneamente implicando a distintos órganos (piel y mucosas, vías respiratorias, tracto digestivo, etc.) y conformando un cuadro con síntomas generalizados. Las reacciones generalizadas más intensas y de presentación inmediata tras la exposición al alérgeno constituyen una urgencia médica dada su potencial gravedad (Anafilaxia).

Los alérgenos se pueden definir como sustancias inocuas que inducen reacciones de hipersensibilidad en personas susceptibles.

El sistema inmunitario del paciente alérgico reconoce a estas sustancias como extrañas y potencialmente peligrosas, por lo que desencadena una serie de mecanismos de defensa que se manifiestan con los síntomas característicos de la reacción alérgica. Esta reacción es variable según el grado de respuesta y depende, entre otras cosas, de la susceptibilidad de cada persona, la intensidad de la exposición y la vía de exposición al alérgeno (respiratoria, cutánea, digestiva, etc.). Los alérgenos respiratorios (aeroalérgenos) producen enfermedades por inhalación y posterior contacto con las vías respiratorias (asma, rinitis) y/o la conjuntiva ocular (conjuntivitis).

Tipos de alergias

Los aeroalérgenos más comunes son los pólenes, las esporas de hongos, los ácaros y los animales domésticos.

Los alérgenos alimentarios producen reacciones inmediatas por su consumo, con la aparición de síntomas digestivos, respiratorios y/o cutáneos. Los más frecuentes en los niños son las proteínas de la leche y del huevo, mientras que en los adultos predominan las frutas y los mariscos.

Los alérgenos de contacto producen reacciones cutáneas al contactar sobre la piel, manifestándose en forma de eccema o dermatitis. Los alérgenos de contacto más comunes son los metales (sobre todo el níquel) y algunos medicamentos de uso tópico.

Otros alérgenos de interés son los medicamentos, el látex, el veneno de los himenópteros (abejas y avispas) y parásitos como el Anisakis.

 

Autor: Dra. María Patricia Gentili. Bioquímica Especialista en Inmunología Clínica (UCES) - Jefa Sección Inmunología Fares Taie Instituto de Análisis

Contacto: inmunologia@farestaie.com.ar

  • Rivadavia 3343
  • Tel.Fax: 0223 410 4820 al 27 ó 475 3855
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Avellaneda 1286
  • Tel.: 0223 486 1845
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Magallanes 3019
  • Tel: 0223 489 7704
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Av. Constitución 4773
  • Tel.: 0223 471 2100
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Av. Colón 2174
  • Tel.: 02291 480248
  • Otamendi - Argentina

Laboratorios en colaboración para la resolución de muestras de Alta Complejidad, Genética Molecular y/o de Alimentos y Medio Ambiente

  • Villa Gesell Instituto de Análisis
  • Paseo 118 nº 357
  • Tel.: 02255 47 6515
  • Villa Gesell - Argentina
  • Laboratorio de Análisis Clínicos Medicomp.
  • Calle: 15 de Abril Esq. Cnel. Delgadillo. Planta Baja.
  • Tel.(591) 4 6636790
  • Fax. (591) 4 6668615
  • Cel. (591) 71860232
  • Tarija - Bolivia
  • Sistemas Genomicos
  • Parque Tecnológico de Valencia
  • Ronda G. Marconi, 6 - 46980 Paterna
  • (Valencia) España
  • BairesLab
  • Entre Rios 2043
  • Capital Federal - Argentina
©Copyright - 2004-2017 Fares Taie Instituto de Análisis Desarrollado por OSMOSIS