ISO 9001 “Gestión de la Calidad” - ISO 14001:2005 “Gestión Ambiental” - Integramos la Red Nacional de Laboratorios de SENASA con habilitación N° L 0035 - Integramos la red Provincial de laboratorios de Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible OPDS con habilitación N° 007 - Acreditación de ensayos en el área de Alimentos y Medio Ambiente por el OAA Organismo Argentino de Acreditación bajo Normas ISO 17025. - E.N.R.E. - Ente Regulador de Electricidad

División Análisis Veterinarios

Tos de las perreras o Traqueobronquitis infecciosa canina

tos de las perreras

La traqueobronquitis infecciosa canina, es también llamada complejo respiratorio canino o tos de las perreras. Es una enfermedad respiratoria muy contagiosa que afecta a perros en colectivo. Su efecto es benigno y no suele dejar secuelas, pero el periodo de patencia puede ser aprovechado por otros agentes patógenos más virulentos.

¿Cuál es la prevalencia actual de este proceso en la clínica veterinaria?

Durante el periodo de frío, tanto en medicina como en veterinaria hay ciertas patologías que se manifiestan con mayor frecuencia en las temporadas en las cuales las temperaturas son más variables. Una de estas dolencias es la traqueobronquitis infecciosa canina o tos de las perreras, cuya epidemiología está muy unida a determinadas características de contacto entre los animales, es decir, situaciones donde se agrupen varios perros como criaderos, tiendas de animales, residencias caninas, exposiciones y concursos, etc. Es una enfermedad respiratoria localizada aguda y muy contagiosa causada por uno o varios agentes infecciosos que pueden potenciar sus efectos.

Si bien no es una enfermedad mortal, sí que produce malestar en el animal por la afección de laringe, tráquea y bronquios y también de forma indirecta en el propietario, ya que los ataques de tos seca son más frecuentes durante la noche entornos de riesgo estaría indicado un plan profiláctico vacunal para evitar el proceso y limitar el contagio pero, fuera de estos ámbitos.

Etiología

Agentes víricos

  • Virus de la parainfluenza canina: paramixovirus, muy contagioso por contacto directo. Se multiplica en el epitelio de las vías respiratorias altas produciendo rinitis, traqueítis, bronquitis y bronquiolitis. Produce desciliación del epitelio provocando tos y también puede observarse hipersecreción mucosa. Es un virus muy poco patógeno pero si aparece combinado con Bordetella bronchiseptica es más grave. Favorece las infecciones oportunistas.
  • Adenovirus canino 2: afecta a laringe y tráquea (laringotraqueítis infecciosa canina). Se multiplica en el epitelio respiratorio y en el pulmón. El cuadro clínico presenta conjuntivitis, secreción nasal serosa y tos aguda. Puede llegar a producir rinitis serosa, laringotraqueítis, traqueobronquitis y neumonía intersticial.
  • Virus del moquillo canino: paramixovirus presente en el cuadro de forma excepcional.
  • Otros virus: adenovirus canino 1, reovirus canino 1, 2 y 3, Mycoplasma spp. y herpesvirus canino. El significado de estos agentes en el síndrome no está del todo definido, pueden contribuir a agravar el cuadro.

Agentes bacterianos

  • Bordetella bronchiseptica: patógeno primario y muy frecuente. Por sí mismo puede producir traqueobronquitis infecciosa, aunque sólo en determinadas ocasiones. El efecto patógeno que produce se resume en ciliostasis. La bacteria se multiplica y produce citotoxinas que actúan en la membrana de la célula produciendo parálisis de los cilios del epitelio traqueal. Favorece la implantación de otras bacterias oportunistas que complican el cuadro.
  • Otras bacterias: estreptococos o estafilococos pueden empeorar los síntomas.

Epidemiología

Afecta a perros de todas las edades, especialmente a los que se encuentran en criaderos, guarderías, hospitales veterinarios, tiendas de animales, concursos caninos, etc.

Es una enfermedad altamente contagiosa, diseminada a través de la tos y estornudo, por aerosol y por contacto indirecto (utensilios, ropa o personal).

Cuadro Clínico

Generalmente benigno. La morbilidad es variable (10-50%) ya que depende del estado vacunal, higiene de los animales, edad, etc. El curso es como mínimo de una a dos semanas. El signo clínico más constante es la tos paroxística, áspera y seca, que puede acompañarse de arcadas y ahogo. Se puede provocar con facilidad palpando los anillos traqueales o la laringe. Otros síntomas que pueden apreciarse son una ligera anorexia, secreción oculonasal o hiperemia de tonsilas. La temperatura corporal y el recuento de leucocitos se mantienen normales. Las formas graves, cuando aparecen, afectan a los animales más jóvenes y son indicativas de una complicación con infección sistémica. Los signos observados son secreción oculonasal mucopurulenta, tos productiva y húmeda, anorexia y fiebre. El curso clínico se alarga 3 semanas y puede llevar a una mortalidad
del 10% de los afectados.

Diagnóstico

Generalmente por los signos clínicos y el historial del paciente (colectividades de animales,
otros perros cercanos afectados, etc.). Cuando se trata de un único individuo afectado hay que descartar otras causas de tos o rinitis (cuerpos extraños, tumores, parásitos...).

El análisis laboratorial se efectúa para determinar la etiología y la profilaxis específica

Tratamiento

  • Reposo para evitar situaciones de estrés. No hospitalizar a los animales afectados por el peligro de contagio. En caso de tos persistente no productiva, se puede aplicar tratamiento paliativo:
  • Glucocorticoides (prednisolona) durante 3-4 días.
  • Antitusígenos de acción central (hidrocodona o butorfanol). Contraindicado en neumonía bacteriana.
  • Broncodilatadores (aminofibrina, sulfato de efedrina, teofilina).
  • Antibioterapia, sólo en etiología bacteriana o complicación con bronconeumonía: polimixina B, kanamicina y gentamicina (por aerosol), cloranfenicol, doxicilina, trimetoprim+ sulfonamida, amoxicilina+ácido clavulánico.
  • Rehidratación para fluidificar las secreciones y favorecer la ventilación.

Profilaxis

Separar los enfermos de los sanos. Mejorar las condiciones ambientales, desinfectar
periódicamente alternando productos (lejía, clorhexidina, cloruro de benzalconio).

Intensificar la vacunación en animales con riesgo de infectarse o en control específico:

  • Vía intranasal: B. bronchiseptica avirulenta y virus de la parainfluenza vivo modificado. Estimula la producción de inmunoglobulinas A locales. Se puede utilizar en perras gestantes y en cachorros a partir de las tres semanas de vida.
  • Vía subcutánea: contra el moquillo canino, parainfluenza y adenovirus.

Fuente: Portal Veterinaria Argos

  • Rivadavia 3343
  • Tel.Fax: 0223 410 4820 al 27 ó 475 3855
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Avellaneda 1286
  • Tel.: 0223 486 1845
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Magallanes 3019
  • Tel: 0223 489 7704
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Av. Constitución 4773
  • Tel.: 0223 471 2100
  • 7600 Mar del Plata - Argentina
  • Av. Colón 2174
  • Tel.: 02291 480248
  • Otamendi - Argentina

Laboratorios en colaboración para la resolución de muestras de Alta Complejidad, Genética Molecular y/o de Alimentos y Medio Ambiente

  • Villa Gesell Instituto de Análisis
  • Paseo 118 nº 357
  • Tel.: 02255 47 6515
  • Villa Gesell - Argentina
  • Laboratorio de Análisis Clínicos Medicomp.
  • Calle: 15 de Abril Esq. Cnel. Delgadillo. Planta Baja.
  • Tel.(591) 4 6636790
  • Fax. (591) 4 6668615
  • Cel. (591) 71860232
  • Tarija - Bolivia
  • Sistemas Genomicos
  • Parque Tecnológico de Valencia
  • Ronda G. Marconi, 6 - 46980 Paterna
  • (Valencia) España
  • BairesLab
  • Entre Rios 2043
  • Capital Federal - Argentina
©Copyright - 2004-2017 Fares Taie Instituto de Análisis Desarrollado por OSMOSIS